Tu primer día de Kinder? Mis consejos para sobrevivirlo

2

Oh, si, yo se que no es “tu” primer día de kinder, pero se que así lo vas a sentir.

Pasé dos veces por esa instancia. Sofía empezó kinder 2 en el 2009 y Maia en 2014. Fueron dos momentos totalmente distintos pero igual de emocionantes. Sofía había concurrido a una guardería hasta 2 meses antes, pero dejó de asistir cuando con su papá decidimos que yo me quedara en casa para poder ocuparme completamente de ella. Así que si bien tenía la ansiedad de como sería su primer día de kinder, tenía cierta “experiencia” en dejarla partir de mi lado.

Con Maia, su inicio en el kinder fue distinto… demostró más rechazo por quedarse con desconocidos y no había manera de convencerla. Ella se quedaba llorando y yo llegaba a casa destrozada. Por suerte, todo se normalizó rápidamente!

Así que como podrás leer, tengo algo de autoridad para decirte qué hacer en el próximo inicio de clases, cuando tu peque empiece esa aventura llamada kinder.

Tu primer día de Kinder? Mis consejos para sobrevivirlo

Puede ser que tengas ganas de llorar, o sentirte optimista y demostrárselo a tu peque. O sentirás un poco de cada uno de todos los sentimientos posibles y te plantees si eres una bipolar de clóset. No importa. Tus sentimientos hoy, tendrán que pasar a un segundo plano.

Tu peque será el protagonista este día -y los siguientes- y hasta el mismísimo momento, no sabrás como reaccionará. Y debes prepararte para que cualquiera sea su reacción, vea que tiene una mamá (o papá, o ambos!) que mantienen la cordura y que le pueden consolar.

Usa un vocabulario controlado

No prometas que será fabuloso, increíble, super mega divertido y las mil maravillas. El exceso de optimismo de nuestra parte puede inhibir su necesidad de expresar el miedo o desagrado que siente. Y finalmente, sentir culpa porque no supo disfrutar o encontrar la experiencia maravillosa que mamá prometió.

Puedes limitarte a decir que es un lugar que tiene que descubrir por si mismo, que habrán muchas actividades que realizar y que encontrará su favorita y que (de apoco) hará amigos y amigas, niños de su edad y una maestra que le enseñará muchas cosas nuevas. Y por sobre todas las cosas, prestar mucha atención, porque querrás saber todas las cosas que tiene el kinder: juguetes, juegos en el patio, las formas de las mesas, etc.

Cuéntale tu experiencia personal y como terminaste por disfrutar muchísimo del kinder, de los juegos y amigos.

En el momento en que te manifiesta miedo por lo desconocido (“me voy a perder”, “no sé si querrán ser mis amigos”, etc.) no hay nada mejor que decirle que eso mismo sentiste tu en tu primer día, pero que aprendiste a disfrutarlo poco a poco. Se podrá identificar contigo y tener la esperanza de que pronto se sentirá con más confianza.

Recuerda que tu peque es muchísimo más inteligente de lo que piensas y se adaptará mucho más rápido de lo esperado.

Mantra anti lágrimas

Oh si, pueden haber muchas lágrimas. Nunca te enojes ni te emociones con tu peque. Respira, y explícale que se tiene que quedar o no podrá conocer nuevos amigos ni cosas divertidas.

Nunca desmerezcas sus sentimientos “hazme el favor de no llorar“, “no te da vergüenza llorar frente a todos?” no son frases que le calmarán. Un “te amo, vuelvo en un rato” mientras la miss le hace ingresar en el salón, será más que suficiente, aunque tu seas la que se quiera tirar ahí mismo a llorar tu angustia.

Y no te preocupes por el “show” las maestras ven esto cada año y aunque sea el segundo o tercer año en el kinder, tu peque puede tener un momento pasajero de angustia absolutamente válido. Promete que regresarás pronto y retírate. La gran mayoría de las veces, los peques superan la angustia en los primeros 5-10 minutos y luego pasan el resto alegremente.

Lo importante es mantener la pose de superioridad, ya en tu casa puedes llorar y preguntarte si está bien que le dejes en un lugar que le hace sentir de esa manera. No claudiques, no dejes de enviarle al kinder: es bueno, le hace falta y esto no durará más allá de la primer semana de adaptación. Y cuando tu peque regrese a casa contándote de su nueva amiga, recitándote las vocales o contando del 1 al 10 en inglés, sabrás que hiciste lo correcto.

Kinder coco wash

Como te dije anteriormente, no prometas que será una experiencia increíble, pero si cuéntale tus propias aventuras: como disfrutabas de los juguetes, el rincón de lectura, la hora de la merienda. Siempre que cuentes una experiencia “negativa” (“el baño no era como el de mi casa”) esmérate en demostrarle como resolviste triunfalmente ese desafío (“el baño no era como el de mi casa, pero me animé a usarlo porque me dije que debería ser más o menos lo mismo y si, si lo fue!”)

Estas cosas que son tan obvias para nosotras como adultos, para ellos son EL mundo y ver que mamá o papá que “todo lo saben” también tuvieron dudas, les da un halo de esperanza y confianza en si mismos.

Inmortaliza el momento

No olvides tu cámara de fotos. Es el inicio de muchos años dentro del sistema educativo, y esa foto -quien sabe!- es con la que pueda posar el día que se gradúe de Preparatoria!

Estos consejos te pueden ayudar en “tu” y en “su” primer día de kinder. No dejes de compartirlos con otras mamás que también estén por vivir esta maravillosa experiencia.

photo credit: Show and Tell – explaining the rain game via photopin (license)

Regreso a clases: Tu primer día de Kinder? Mis consejos para sobrevivirlo

Más posts como éste en el Especial Regreso a Clases de Soy Mamá Blog:

Regreso a clases 2016

Soy Viviana, mami de Sofia Milagros y de Maia Guadalupe. Dueñas las 3 de F, nuestro amor y rey de la casa. Social Media Mom & WAHM. Administro www.mamasybebes.com, Tu Web de Maternidad.

Discussion2 comentarios

  1. jeje sí, creo es más complicado para los padres, pero siempre el bueno buscar formas de ahorrar aunque sea un poco por ejemplo conociendo la lista de útiles básicos que necesitarán para comprarlos con anticipación.

Leave A Reply

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.